Fotografía de: Mym Sosa


Te siento,
a veces mientras canto
en un sonoro suspiro
te suelto y te recojo.

Te guardo
entre sangre y músculos,
al fondo de mis ventrículos,
en el núcleo de mis células.

Te hablo
entre sueños y canciones,
donde lo onírico se siente,
donde vivo todo el tiempo.

Te pienso,
la sinapsis del pensamiento
más hermoso en ocasiones,
en otras, el más sombrío.

Te extraño
al caer la noche
y contar un día más sin ti.

Te amo,
sin importar que las agujas del reloj
se hundan en la piel.
Te amo todo el tiempo.

Mym Sosa