Fotografía de Mym Sosa

Te veo en mis sueños
y cuando cierro los ojos.
Sonrío dormida,
te guardo despierto.

Eso no duele,
despertar duele.
Por la existencia agotada,
por los días perdidos.

La perfección nunca buscaste,
pero fuiste perfecto conmigo.
Dador de recuerdos,
de enseñanzas infinitas.

Esperabas paciente a que pasara el tiempo.
Dormías pensando en mí, en nosotras.
Viviste dándome tu vida,
viviste remendando heridas.

Aún siendo solitario y frío,
el cansancio no se hallaba en ti,
cuando nos llevabas a todas partes
y te levantabas antes que el sol.

Te pensamos diario,
contamos tus chistes
 y decimos tus frases sin pensarlo.
Nos haces sonreír en la distancia.

Te fuiste pronto,
Pero estás siempre.
Te extraño
 y parece que eso desaparecerá nunca.

Fuiste todo lo que quisiste ser,
e hiciste todo lo que quisiste hacer,
y entre todas las cosas que fuiste,
agradezco que hayas sido mi abuelo.

Mym Sosa