Ahora sé -y asumiendo que no es esto
la recreación postguerra que hoy día estoy armando
para emparar los vientos taladores de montaña-
que la niñez resultó plastico y azúcares
gran estupefaciente para lograr mañana
algunos flashbacks de cordura

(Esta media mañana volví a desorbitar
mis ojos simplemente porque es mayo
entre el seseo de una nueva letanía
y los escupitajos granizando cataratas
cercándome la isla
formé trastabillando mi gran señal de auxilio
muy cerca de la orilla
pero cuidando que el mar solo distienda
los extremos de su falda
para que nada rompa mi llamado
por eso enmascaré todos los ruidos
con mi recitación en lenguas:
oh bastidor oh lanza oh zarza ardiendo
oh caso mío)

* Y nunca más pediré auxilio
* Me tragaré cada migraña con la sal de estos ejércitos
oleajes que pretenden alargarme la estadía
volvérmela perpetua en pleamar
y lo consiguen

Seguiré a cargo de esta isla
(después de todo
aquí no hay libertad pero gobierno)

Voy circunvalando el S O S a paso largo
recogiendo las piedritas de a montones
abriéndoles espacio en la mochila
antes de cualquier accidental avistamiento
por eso continúo mi recitación en lenguas
oh yo castigador oh granja oh vampiros
oh rquídea