Fotografía del autor

Me gustaría decir muchas cosas sobre mí y saber exactamente por qué estoy aquí, pero estas cuestiones tienen respuestas muy cambiantes; por lo tanto, creo que es muy arriesgado apostar por dar ahora mismo una explicación que después me juzgue a ciegas y me haga entender las fascinantes leyes de la vida. Creo firmemente en que cada momento que he vivido desde mi infancia hasta ahora tiene un propósito demasiado fuerte. Sí, todo pasa por algo, todo instante garantiza un verdadero aprendizaje, una herida eterna, un llanto frágil, una cara de juicio, unos pies curiosos, un corazón de varios atuendos.

Me han tocado casos que han roto los engranajes de mis máquinas internas. Me han tirado desde la cuerda floja. Me han acorralado con historias de fantasía. Me han puesto dentro de un poemario para después borrarme. Me han quitado la tregua nocturna y robado olas de las entrañas. Y a ninguna hora me arrepiento, intento ser un buen cronista de mi vida, con o sin utopías. Busco la manera de ser un buen amigo de los fantásticos monstruos de mis rutinas, un escritor de canciones que hablen de la culpa y de la bruma que nos reclama.

Contacta al autor:
Facebook | Instagram